sábado, 17 de julio de 2010

¡Qué hermoso es mi Perú!

Casi sin darnos cuenta, ya estamos en julio, mes que por tradición es llamado el "Mes de la Patria"... porque en este se llevó a cabo un acontecimiento que marcó definitivamente la historia de nuestro país:la independencia. ¿Qué hubiera sucedido si esto no hubiera ocurrido? o ¿Cómo estaríamos ahora? son preguntas tan difíciles de responder y pretender hacerlo es entrar en demagogia.
Lo que sí debemos detenernos a pensar es en lo importante de este tiempo y tomar conciencia de lo rico que es nuestro Perú así como de la bendíción que hemos recibido de Dios al haber nacido en este suelo bendito.
¡Cuántos motivos para sentirnos orgullosos de ser peruanos!
Hoy, el mundo mira con espectativa al Perú como punto obligado al visitar América del Sur,... nuestra historia es tan hermosa y sobretodo tenemos tantos testimonios de ella en los restos arqueológicos,que turistas de todas partes del mundo y de todas las edades llegan a visitarlas.
Lugares en nuestra selva donde se pueden vivir experiencias directas con la naturaleza o los deportes extremos en la costa y en la sierra; qué decir de las reservas naturales como el Manu o Paracas entre otras y ¿nuestras playas? ¡bellísimas! como Máncora, Huanchaco o Punta sal,por poner sólo un ejemplo.
¡Qué de nuestra música! tan variada como su gente,como Arguedas diría una mezcla de todas las sangres:huayno, marinera,tondero,vals,landó,etc ... y cada una con su riqueza, con sus características propias, pero todas: una muestra de alegría, una expresión del corazón y de la vida misma.
Hoy por hoy, el boom: la gastronomía peruana, reconocida igualmente en todos los lugares del mundo; restaurantes de Estados Unidos,Italia, Francia, España, Venezuela,Chile,... se rinden ante nuestra sazón:un ceviche,un lomo saltado, un ají de gallina, una causa limeña o el sabroso pollo a la brasa acompañado de papitas amarillas fritas,son sólo una parte de nuestra variedad culinaria.
No podríamos dejar de mencionar a nuestro pisco peruano, tratado de imitar por muchos sin éxito... una vez más éste suelo bendito que puede dar frutos como en ningún lugar del mundo; valga mencionar al limón peruano, único por su sabor y grado acidez o al ají amarillo, delicioso picor, que tiene que exportarse para poder preparar un buen plato peruano ... ¡qué delicia!
Tenemos entonces motivos ... y dicho con sencillez:
¡Cómo no sentirnos orgullosos de ser peruanos!


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada