domingo, 26 de septiembre de 2010

Jesús nos enseña con parábolas

Las parábolas son relatos, historias escuetas, claras, sencillas, y su finalidad es transmitir una enseñanza del modo más comprensible y fácil de recordar.

En todas destaca la pequeñez de los comienzos; y el crecimiento progresivo de este Reino; su fuerza regeneradora para los llamados por Dios a la salvación, que alcanzarán si corresponden a esa vocación.

Jesús predica utilizando parábolas, es decir, ejemplos vivos, imágenes tomadas de la vida ordinaria, dándoles contenidos ricos y amplios. Después un año de recorrer los caminos de Palestina, predicando el Evangelio del Reino y confirmando su doctrina con innumerables milagros. Muchos creen, otros no. Jesús habla del Reino de Dios con tacto y utiliza parábolas en las que, sin ocultar que está diciendo cosas nuevas incita a los oyentes a interesarse y les advierte: "!quién tenga oídos para oír, que oiga". Entenderán los que tengan un corazón dispuesto a la conversión a Dios con el rechazo del pecado, también en sus formas más sutiles.

Las parábolas son :

La parábola del sembrador.La parábola de la cizaña.
La parábola del grano de mostaza.
Parábola de la levadura.
Las parábolas del tesoro escondido y la perla.
Parábola de la red barredera.Parábola de la oveja perdida.
Parábola de la dragma perdida.
Parábola del hijo pródigo.Parábola de los obreros a la hora undécima.
Parábola de los invitados a las bodas.
La cuestión de la herencia.La parábola del administrador.
La higuera estéril.
La parábola del rico epulón y el pobre Lázaro.
Parábola del buen samaritano.
La parábola del fariseo y el publicano.
Parábola de los dos hijos.
Parábola de las vírgenes necias y prudentes.Parábola de los talentos.
Parábola del juicio final.
Parábola del juez injusto.Parábola de los viñadores homicidas.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada